miércoles, 29 de abril de 2015

NO TODOS SON IGUALES

Griñán anuncia que se va del Senado... pero sin renunciar a su escaño. Esto es: se limitará a 'hacer novillos' hasta que el Parlamento andaluz designe al senador que ha de sustituirle. No es, pues, una dimisión supuestamente 'forzada' por su implicación judicial en el escándalo de los ERE fraudulentos (y para allanarle así a Susana Díaz la presidencia de la Junta de Andalucía), sino simple y llanamente una monumental tomadura de pelo; y por mucho que en el PSOE y adláteres no se recaten en presentarlo incluso como un noble gesto de asunción de responsabilidades políticas.

Por cierto, qué poquísima repercusión mediática ha obtenido la muy significativa y demoledora declaración en el Tribunal Supremo del ex interventor general de la Junta de Andalucía a propósito de los ERE fraudulentos. Y es que la diferencia reside en que ni a Chaves ni a Griñán, ni a ninguno de los muchos encausados por el escándalo, se les ha montado ningún dispositivo de registro y detención retransmitido en directo por televisión ('acogotamiento' incluido), sino todo lo contrario: en su momento se bajaron y subieron a sus coches oficiales, y entraron y salieron de la puerta del juzgado, tan campantes e incluso sonrientes, y sin que ni tan siquiera ningún 'indignado' les profiriera el más mínimo insulto. Y muy a pesar que se trata ni más ni menos que del saqueo sistemático de alrededor de mil millones de euros de dinero público destinado a ayudas a parados, y para mayor escarnio en la región española con mayor índice de desempleo.

Definitivamente, no todos son iguales ante los medios de comunicación; o, al menos, la mayor parte de ellos, que suelen contar además con la inestimable colaboración de ciertos resortes y submarinos del Estado asentados en cloacas, expertos en idear y organizar muy impactantes operaciones mediáticas, y siempre al servicio de un partido que, no obstante, continúa sin lograr despegar en las encuestas.