jueves, 4 de diciembre de 2014

ES LA DEMOCRACIA, QUERIDOS CHAVISTAS

Distintas informaciones apuntaban ya a que quien promete hacer de la nuestra una democracia más 'progresista' (al chavista modo, claro) viene cobrando de un régimen como el iraní de los ayatolás, como es bien sabido harto respetuoso con los principios democráticos y los derechos humanos (que, por ejemplo, cuelguen a homosexuales en las calles ha de deberse tan solo a que de vez en cuando se les va la mano). Pero ahora lo confirma su exsocio en Canal 33, Enrique Riobóo, que además ha reconocido que le pagó en dinero negro ante la expresa petición de quien, en cambio, se permitió rasgarse las vestiduras ante otros supuestos y conocidos pagos en 'B' y definirlos con gesto desencajado como 'maldito escándalo'; ya sabemos: haced lo que yo digo, no lo que yo haga. Ejemplares maneras de proceder, y muy coherentes con sus contundentes y aleccionadoras prédicas, que redundan en la ingenería fiscal llevada a cabo con su productora, que, pese a su estatus jurídico como asociación sin ánimo de lucro, ofreció y realizó servicios audiovisuales como empresa.

¿Y qué hace el adalid de la transparencia y el debate abierto, el que se burlaba del 'plasma' de Rajoy, ante tamañas acusaciones? Esconderse, y muy 'a lo casta' por cierto. Parece ser que todavía sufre del 'síndrome Pastor', de resultas de aquella única aparición en televisión en la que no se limitaron a bailarle el agua; y claro, aún no se ha recuperado del 'shock'. Pero, ay, para cualquiera que pretenda ejercer de Caudillo providencial e infalible, un régimen de opinión pública y libertad de prensa como el felizmente vigente en España tiene estos impedimentos: no es de extrañar que quiera cargárselo, como ha dado a entender al despotricar expresamente de los 'medios privados': los mismos que le ensalzaron y lo promocionaron, y los mismos que le pueden llevar a la tumba política.

Aunque no os guste cuando os toca a vosotros (como al sospechosa y nepóticamente becado Errejón, que ha llegado a ser suspendido de empleo y sueldo por la Universidad de Málaga junto con su padrino), que se destapen determinadas 'vergüenzas', y que incluso os veáis en la obligación de explicaros, son consecuencias del pluralismo informativo y del control de los medios de comunicación al poder político, queridos chavistas. Es decir, se trata pura y simplemente de la democracia liberal, aquella que tanto os repele.