sábado, 29 de noviembre de 2014

EL DÉFICIT ES UN LASTRE

Hoy, en ‪#‎ElPulso‬ de los sábados en La Opinión de Murcia, planteo yo mismo el siguiente debate: ¿debe mantenerse el principio de estabilidad presupuestaria en la Constitución? He aquí mi respuesta, que pretende ser clara y sin ambages: Sí; el déficit es un lastre.

Cabe recordar que quien derogó la ley de estabilidad presupuestaria de Aznar fue Zapatero para que hubiera barra libre en el gasto público, que se disparó con las dañinas consecuencias que todavía colean; si luego reculó y elevó el equilibrio presupuestario a principio constitucional, con el preceptivo acuerdo con el PP, fue debido a una exigencia de Bruselas. El déficit, como ha quedado tantas veces demostrado, es un lastre para la economía en general, que la deteriora, para el funcionamiento y mantenimiento de las prestaciones y servicios públicos, cuya financiación acaba dificultando, y para la creación de empleo, ya que de por sí genera paro. No por casualidad la mejoría de nuestra economía va aparejada a la reducción del déficit. Pero Pedro Sánchez quiere parecerse tanto a Pablo Iglesias II que se enmienda a sí mismo y vuelve al socialismo manirroto y ruinoso de siempre. Tan demagógico como irresponsable.