jueves, 3 de abril de 2014

GRACIAS, PRESIDENTE

Tras casi 19 años rigiendo el Gobierno regional de Murcia, Ramón Luis Valcárcel ha presentado su dimisión para, a partir de ahora, centrarse en ser la voz en Bruselas de los intereses de Murcia, su auténtica pasión y verdadera razón de ser en política.

Durante su presidencia, la Región de Murcia, pese a que en los últimos años no ha podido mantenerse ajena a una grave crisis económica nacional, ha vivido una época de prosperidad sin precedentes y progresado como nunca, sobre todo en materia de infraestructuras viarias, sanitarias y educativas. En el ámbito nacional, su defensa del agua, ese bien tan preciado especialmente en estas tierras, ha sido constante, inquebrantable y ante Gobiernos nacionales de distintos colores; así, ha sido realmente decisiva su contribución a la consolidación por ley de un trasvase Tajo-Segura al que se le llegó a poner fecha de caducidad. En este sentido, ha sido capaz de situar por fin a Murcia en el mapa.

Además, sus amplísimas mayorías absolutas cosechadas en las urnas, sin parangón en ninguna otra Comunidad Autónoma durante la democracia, son verdaderamente dignas de estudio por parte de sociólogos y politólogos. Lo que a su vez muestra el profundo grado de identificación y afinidad entre un electorado como el murciano y una determinada opción política; un indudable mérito que, por su escasísima frecuencia, cabe atribuir al PP de Valcárcel, que, amén de hacerse merecedor por su misma gestión política de adhesiones electorales tan holgadas, ha sabido permeabilizarse en todos los estratos de una sociedad murciana que se caracteriza por su dinamismo y capacidad de emprendimiento y, por tanto, nada dada a someterse a cautiverios de voto.

Aunque solo sea por tantísimos años al servicio de la Región de Murcia, don Ramón Luis Valcárcel Siso se ha hecho acreedor al respeto y reconocimiento de los murcianos. Gracias, presidente.