miércoles, 19 de febrero de 2014

APOYO A LA GUARDIA CIVIL


Que la oposición socialista, hace tan solo dos años en el Ejecutivo, utilice la lucha contra la inmigración ilegal, un asunto que debería ser de Estado, como arma arrojadiza contra el Gobierno del PP, y además haciendo uso de una vil estrategia carroñera, resulta ya de por sí lamentable. Pero que encima su todavía líder, que llegó a ser titular del Ministerio del Interior y cuyos resortes, por cierto, utilizaba sin miramientos, ataque a la mismísima Guardia Civil, es verdaderamente sangrante. Por supuesto que los últimos hechos trágicos acaecidos en la frontera con Marruecos han de ser objeto de la más minuciosa investigación, por mucho que en anteriores y similares ocasiones, es decir, cuando gobernaba el PSOE, no se actuara en absoluto con la misma transparencia; pero, por favor, sin contribuir irresponsablemente a un 'efecto llamada' que ya se está produciendo a mayor gloria de las mafias que trafican con el sufrimiento humano.

Mientras tanto, mi modesto y particular apoyo y reconocimiento a nuestra Guardia Civil en su diario, difícil y heroico desempeño de garantizar el cumplimiento de la ley en nuestras fronteras, protegerlas y, por tanto, evitar la entrada de inmigración ilegal con un uso proporcionado de la fuerza. Sin que, por cierto, determinados burócratas de Bruselas muevan un solo dedo; porque resulta muy fácil y queda muy 'progre' limitarse a dar lecciones de defensa de derechos humanos a un Gobierno de derechas mientras éste se encarga en solitario de velar por la legalidad, la seguridad y el orden en la mismísima puerta de Europa.

2 comentarios:

Cliente X dijo...

¿Qué tiene de heróico asesinar a sangre fría a personas indefensas?

Joder, cómo me alegro de haber abandonado el PP.

Pedro Moya dijo...

Asesinar a sangre fría a personas indefensas, como hacían por ejemplo quienes cometían atentados contra la Guardia Civil, no tiene nada de heróico: es vil, cruel y cobarde. Ahora bien, si te crees a pies juntillas la propaganda carroñera de la izquierda sin tan siquiera esperar a los resultados de la investigación (por lo cual no me extraña que hayas abandonado el PP), allá tú, pero no es mi caso: no creo en absoluto que quienes se juegan todos los días su vida velando por la protección de nuestras fronteras y el cumplimiento de la legalidad, y que precisamente se dedican muchas veces a salvar vidas de inmigrantes atraídos aquí por las mafias, hayan actuado de manera tan sádica y sanguinaria. Espero que al final se aclaren los hechos y que entonces quienes han puesto a una institución tan querida como la Benemérita a los pies de los caballos tengan la decencia de pedir perdón. Aunque sé que es mucho pedir.