martes, 25 de junio de 2013

LO VERDADERAMENTE 'SALVAJE'

Si algo promueve que los niños dejen de comer todos los días, y que el hambre y la pobreza se extiendan, es precisamente la ausencia de una seguridad jurídica basada en la garantía tanto de los derechos de propiedad como del cumplimiento de los contratos, por cuanto introducen inestabilidad y desconfianza y, por tanto, impiden la generación de riqueza. Si además añadimos el ingrediente de la violencia más o menos contenida, a la ruina inevitable se unirá el caos social. Ejemplos tan numerosos como lamentables tenemos a lo largo de la historia reciente, sobre todo en los mismos referentes ideológicos del concejal de IU que, inspirándose en la edificante práctica de sus camaradas de Marinaleda, llama a asaltar supermercados por la fuerza.

Pues bien, si por algo se caracterizan las tiendas e hipermercados tanto de los regímenes comunistas como del más atenuado 'socialismo del siglo XXI' (por ejemplo, el bananerismo chavista) es por el inmediato agotamiento de sus existencias y, por tanto, su incapacidad para alimentar en condiciones a la población. Lo que desemboca irremisiblemente en las cartillas de racionamiento, en el mejor de los casos, y el hambre generalizado, en el peor: precisamente, en que muchos niños no tengan su sustento asegurado, carencia que, por mucho que la propaganda antiliberal se empeñe en predicar lo contrario, no es propia de los países de economía de libre mercado; que no por casualidad son los más prósperos y desarrollados y, como tales, tienen las necesidades básicas cubiertas.

Esta siniestra 'alternativa', basada en la imposición totalitaria de un error intelectual que además coarta el dinamismo y la libre iniciativa del ser humano, sí es verdaderamente salvaje; no precisamente el detestado capitalismo, que, entendido en su auténtico sentido, permite el libre juego dentro de un mercado regulado en el marco de un Estado de Derecho. Y a estas alturas resulta ocioso detenerse en los distintos resultados que propicia uno y otro sistema económico.