sábado, 29 de noviembre de 2008

KEYNES NO ES LA SOLUCIÓN


El optimista antropológico que nos gobierna ha pasado de negar con contundencia la crisis y tachar de 'antipatriotas' a quienes la apuntaban, a presentar nada menos que ¡siete! paquetes de medidas económicas en apenas unos meses. Sale prácticamente a un promedio de plan por mes, lo que denota una improvisación por otra parte característica en la forma de proceder del presidente del Gobierno. Aunque con ello también se pretende dar la impresión de que el Ejecutivo no se queda de brazos cruzados ante la alarmante realidad. Sin embargo, Zapatero opta por el cámino más fácil y, a la vez, más oneroso: Tirar de chequera, de un dinero público que no hará sino engordar un déficit que ya de por sí está alcanzando grandes proporciones, y del que deberán hacerse cargo las próximas generaciones de españoles. En tiempos de crisis lo más sencillo es acudir a Keynes, es decir, limitarse a mostrarse pródigo con el dinero de nuestros impuestos, incluso cuando no se tiene. Pero sin que se generen las condiciones para que sea la sociedad civil la que protagonice la tan necesaria reactivación económica, el keynesianismo significa, además de alargar la crisis, pan para hoy y hambre para mañana. Al menos nuestro presidente podría seguir los ejemplos de Gordon Brown y Barack Obama, que plantean combinar medidas keynesianas con rebajas de impuestos y reducción del gasto público. Parece ser que sólo cuando se permite la adquisición de una compañía energética española por el Kremlin cabe aplicar un liberalismo, para más inri, mal entendido.

martes, 25 de noviembre de 2008

LUKOIL Y EL 'CAPITALISMO' RUSO


El Estado no debe interferir en las transacciones y acuerdos entre empresas privadas, siempre y cuando no incumplan las leyes, particularmente las de competencia. Este principio impecablemente liberal sería aplicable en la compra de Repsol por parte de la compañía rusa Lukoil si ésta fuera completamente privada. Pero es que no lo es. Por mucho que la totalidad de sus acciones sí lo sean, se trata de una petrolera directamente controlada por el Kremlin y la mafia rusa (que tanto monta, monta tanto). Se debe tener en cuenta que en Rusia no rige un sistema de libre mercado, sino una autocracia basada en el crimen y la corrupción. Allí brilla por su ausencia ese presupuesto necesario de cualquier capitalismo que se precie, que es el Estado de Derecho, y por tanto principios fundamentales de una economía de mercado como los derechos de propiedad, la garantía del cumplimiento de los contratos y la libre competencia sencillamente no existen. Las grandes corporaciones de la felizmente extinta URSS, más que ser privatizadas, pasaron a manos de miembros de la KGB y de la nomenclatura soviética sin solución de continuidad para acabar erigiendo gigantescos monopolios que, con la necesaria colaboración del corrompido, corrupto y corruptor Gobierno de turno, controlan la totalidad de la economía rusa, en la que toda clase de rapiña tiene su asiento. Estas son ni más ni menos las peculiaridades del 'capitalismo' ruso.
Pues bien, el mismo Gobierno que puso todos los impedimentos habidos y por haber a la entrada de la compañía E-On (alemana y totalmente privada) en Endesa (y todo porque sus amigos de 'La Caixa' querían comprar a la hidroeléctrica), y que precisamente tanto se ha distinguido por sus prácticas intervencionistas, mantiene ahora que no tiene nada que hacer. Incluso el presidente Zapatero ha llegado a conceder su visto bueno a la operación, pese a los informes del CNI que le alertaban de las intenciones del Gobierno ruso. Y para justificar esta postura supuestamente abstencionista, que en realidad es de pleno apoyo a la compra, ¡los mismos que culpan al 'neoliberalismo' de todos los males cantan ahora sus excelencias! Así lo ha hecho nuestro inevitable Pepe Blanco, quien se permite dar lecciones de doctrina liberal. Señor Blanco: No hay liberalismo sin imperio de la ley. Aunque le cueste horrores, lea usted a Hayek mientras intenta conseguir su licenciatura. Y no aprenda de Rusia, hombre, sino de los Estados Unidos de América.
El Gobierno, pues, debe frenar la entrada de Lukoil en el accionariado de Repsol. Si no es así, cabría preguntarse cuál es el verdadero interés que mueve a Zapatero a permitir la entrega de una compañía energética española al Kremlin.

viernes, 21 de noviembre de 2008

FRENTE AL REVANCHISMO, CONCORDIA

Tras más de treinta años de democracia, el 20 de noviembre es para una inmensa mayoría de los españoles sólo una fecha más en el calendario. Sin embargo, un reducido grupo de quienes se hacen llamar, no sin cierta presunción en algunos casos, 'intelectuales y artistas', eligieron ese mismo día para reivindicar sus deseos de sacar a pasear los cadáveres de la Guerra Civil (sólo los del bando del Frente Popular, que son los buenos, claro) y de la dictadura franquista. Estos próceres de la progresía creen que mientras sigan albergando esos sentimientos de rencor y revanchismo, en España no habrá reconciliación. Pretenden hacer justicia ahora, con el dictador enterrado hace treinta y tres años, porque no pueden soportar que se les muriera en la cama. O bien se trata de ciertos demonios familiares contra los que hay que luchar permanentemente, como es el caso de Cristina Almeida, que ejerció de estrella del cónclave. Aunque también es digno de mención el antifranquismo retrospectivo de algunos.
Afortunadamente, hace muchísimo tiempo que los españoles decidimos que un período tan trágico en nuestra historia merece permanecer en su sitio, que no es otro que el pasado. Hemos sido capaces de enterrar querellas que nos dividieron durante largas épocas para por fin vivir en democracia, paz y libertad, pese a los intentos de algunos de ahondar en la herida ya cicatrizada. Pero, por desgracia, esa vengativa actitud ha encontrado eco últimamente, tanto en la irresponsable y sectaria Ley de Memoria Histórica impulsada por el Gobierno de Zapatero como en las torpes e inoportunas andanzas de un mediático juez cuyo único objetivo es ser el niño en el bautizo, la novia en la boda y el muerto en el entierro.
¡Cómo contrastan estas mezquindades con el espíritu de concordia que animara a quienes protagonizaron nuestra ejemplar transición a la democracia! Por ejemplo, es de justicia resaltar la inmensa generosidad y altura de miras, sin precedentes en nuestra historia, de aquellos procuradores de las Cortes franquistas que aprobaron su propia desaparición (lo que acertadamente se definió como 'hacerse el hara-kiri') para dar vía libre a la tan necesaria reforma política. Y ahí podemos encontrar el primer y decisivo paso que hizo posible el advenimiento de las libertades. Es precisamente lo que buena parte de la izquierda no quiere aceptar: Que la democracia no llegó a España gracias a ellos.
Vale la pena recordar aquel momento histórico. Los argumentos utilizados por quienes defendían la reforma incidían en la necesidad de superar definitivamente los enfrentamientos que durante tantísimo tiempo habían dividido a España en dos partes irreconciliables. El debate en general, protagonizado por muy buenos oradores, que tanto se echan en falta actualmente, fue de un excelente nivel. Fernando Suárez estuvo especialmente brillante.
Nota: Adviértase que entre los procuradores del llamado 'bunker', que abogaban por el mantenimiento de las esencias franquistas, además del 'ultra' Blas Piñar, se encontraba un señor apellidado Fernández de la Vega. Nos suena de algo, ¿verdad?
video

martes, 18 de noviembre de 2008

ESE ES EL CAMINO


Ayer se dio un paso de gigante en la lucha contra el terrorismo etarra. La detención en Francia del despiadado criminal que responde al sobrenombre de 'Txeroki' supone un golpe muy duro para la organización asesina ETA. Los que deseamos su derrota incondicional y su consiguiente desaparición de la faz de la tierra no debemos sino recibir la noticia con alborozo. Ese y no otro ha de ser el camino: La implacable persecución de estos criminales mediante la acción policial con el fin de ponerlos a disposición de la Justicia, para lo que resulta imprescindible la colaboración internacional. Esta vez no sólo hemos contado con la ayuda de Francia, sino también con el servicio de espionaje especializado estadounidense, que ha desempeñado un papel absolutamente clave. Ya se sabe que los Estados Unidos disponen de los mejores y más adelantados recursos humanos y técnicos para luchar contra el terrorismo. Y esa posición de la primera potencia mundial, pese a los estúpidos prejuicios y las anteojeras ideológicas de muchos, les convierte en los mejores aliados para un país como el nuestro, especialmente golpeado por la vesania terrorista. Algún presidente hubo en España que tenía absolutamente claro ese principio, muy a pesar de la incomprensión de una buena parte de la opinión pública arrastrada por una irresistible ola de antiamericanismo.
En cualquier caso, los demócratas estamos de enhorabuena. Ahora sólo falta completar este éxito policial con medidas que aíslen y dejen fuera de la ley a quienes apoyan y prestan cobertura a los etarras.

lunes, 17 de noviembre de 2008

LA CUMBRE DEL G-20, O EL PARTO DE LOS MONTES


El parto de los montes, un ridículo ratón. El que pomposamente se ha dado en llamar 'Bretton Woods del siglo XXI' ha producido un cúmulo de obviedades, lugares comunes y declaraciones de intenciones. Los que esperaban que esta Cumbre del G-20 fuera a echar por tierra los principios del definido como 'Consenso de Washington' de la década de los 90, que más bien han sido reiteradamente reafirmados y rubricados, tienen razones para sentirse decepcionados, aunque el ilustre y sabio ideólogo Pepe Blanco intente convencernos de lo contrario. Ahora bien, los que defendemos el libre mercado como único sistema capaz de generar riqueza y prosperidad no debemos lanzar ni mucho menos las campanas al vuelo. Las recetas que se han adelantado, además de generales e inconcretas, transitan por los caminos que siempre se han tomado, y que nunca han servido para amortiguar o resolver los reveses cíclicos, sino más bien para agravar sus consecuencias. La solución no debe pasar por concederle más potestades a órganos burocráticos como el FMI o el Banco Mundial, cuando precisamente buena parte de la crisis actual se debe al excesivo poder de los Bancos Centrales para imponer políticas monetarias expansivas. Ojalá, eso sí, se lleven a cabo esas anunciadas rebajas de impuestos (a qué espera Zapatero para emprenderlas), aunque deben ir acompañadas de reducción del gasto público. Y ya que se ha hablado de acabar con la pobreza en el mundo, es el momento de derribar las barreras al libre comercio internacional: La mejor manera de contribuir a la prosperidad de los países menos desarrollados es abrir nuestros mercados a sus bienes y productos para que puedan competir sin impedimento alguno. El proteccionismo que todavía distingue tanto a la Unión Europea como a los Estados Unidos debe tener sus horas contadas. Pero con Obama en la Casa Blanca me temo que va a ser más difícil.
En cuanto a la presencia de Zapatero en la Cumbre, lamentablemente sin bandera que señalara la participación de España allí, pudo disfrutar de sus ocho minutos de gloria. Al menos tuvo el detalle en su corto discurso de obviar ante los presentes cualquier referencia al panfleto socialistoide que le elaboraron. Y por fin ha sido recibido por el presidente Bush, aunque sea en su condición de 'pato cojo'. Procede ahora que aterrice en la realidad y comience a preocuparse por nuestra deteriorada economía y los más de tres millones de parados que se avecinan. Y también debería explicarnos cuál ha sido el precio del alquiler de la llamada 'sarkosilla'.

sábado, 15 de noviembre de 2008

¿EUSKALHERRIACOS EN LA SELECCIÓN ESPAÑOLA?


165. Nada menos que 165 futbolistas y ex-futbolistas vascos se han prestado a hacer de propagandistas del delirio totalitario de Euskal-Herria, esa siniestra pesadilla independentista que consiste en anexionar Navarra y las tres provincias vasco-francesas al actual País Vasco para constituir la Gran Nación Vasca. Es la razón de existir del nacionalismo vasco desde sus orígenes aranistas, y ni más ni menos que el proyecto que pretende imponer la banda terrorista ETA a sangre y fuego. Pues bien, la totalidad de la plantilla del Athletic de Bilbao (incluidos sus dos riojanos), doce jugadores de la Real Sociedad, otra docena del Éibar, varios del Alavés, así como otros que militan en equipos de fuera del País Vasco se han adherido a la ensoñación batasuna. Lamentable y vergonzoso. Era difícil imaginar que la decadencia del fútbol vasco (con el Athletic permaneciendo a duras penas en Primera y la Real, mi antaño admirada Real Sociedad, vegetando en Segunda) llegara a esos extremos. Desde luego, los futbolistas vascos nunca se han distinguido precisamente por su heroicidad, tal y como de forma tan gráfica como oportuna ha resaltado Antonio Basagoiti. Ojalá alguien pueda sacarme de mi error, pero no recuerdo a ningún jugador vasco de cierto renombre que se haya solidarizado en público con las víctimas del terrorismo etarra. Más bien si alguno de ellos ha opinado de política ha sido para apoyar las tesis nacionalistas y secesionistas. De esa manera no tienen que temer por su integridad física, que siempre ha de estar a punto para correr y dar patadas al balón.
Ahora bien, incluso en la cobardía hay que conducirse con cierta coherencia. Si te adhieres al independentismo, ¿cómo puedes a la vez jugar en la selección de fútbol del país del que hay que separarse? Del país opresor, si utilizamos el lenguaje del nacionalismo vasco. Aunque podemos encontrar una explicación: Puedes no sentirte español, no creer en España o simplemente traerte al pairo, pero al menos la Selección Española te proporciona un prestigio personal de cara a tu presente y a tu futuro. Y emolumentos, que tampoco vienen mal. Tenemos un ejemplo muy reciente con Oleguer Presas, independentista catalán amén de defensor del sanguinario De Juana, que muy a pesar de ello acudió a una concentración de la Selección Española. También es cierto que el seleccionador de turno debería ser consciente de lo que representa y significa el Equipo Nacional y poner de su parte para evitar situaciones tan deplorables. Si Fernando Llorente, pese a su condición de riojano (que tiene narices), apoya el secesionismo vasco y, por tanto, reniega de ser español, Vicente del Bosque no debería haberle convocado. Y lo mismo habría de hacer la próxima vez con Andoni Iraola. Además, de la otrora rica cantera vasca, que ha nutrido tradicionalmente al fútbol español y a la Selección de excelentes jugadores, no hay nadie con la calidad suficiente como para ser indiscutible en las convocatorias; si exceptuamos, claro, a Xabi Alonso, quien, por cierto, ha tenido a bien no firmar el comunicado perpretado.
Uno puede tener el perfecto derecho de no considerarse español, por mucho que realmente lo sea. Ahora bien, quien, no sólo no se siente como tal, sino que además avala proyectos de destrucción y desmembración de España, no debería vestir la camiseta de la Selección Española, cuando precisamente simboliza la unidad de la nación en el ámbito del deporte. Quien no se identifica con España no debería representarla.

jueves, 13 de noviembre de 2008

EL MUNDO EN VILO A LA ESPERA DE LAS IDEAS DE ZAPATERO


¡Albricias! Se ha hecho de rogar, pero finalmente, y dado que el ahora 'amigo de España' Bush no ha puesto impedimento alguno, Sarkozy ha tenido la inmensa generosidad de ceder su silla de presidente de Francia a nuestro Zapatero en la próxima Cumbre de Washington. Desconocemos a cambio de qué, y si será lo suficientemente ancha como para compartirla con otro invitado de última hora, el primer ministro holandés Balkenende. Como el presidente de turno de la UE siga mostrándose tan espléndido en el reparto de entradas, aquello más que la Cumbre del G-20+Z va a parecer el camarote de los hermanos Marx. Pero lo realmente trascendente es que nuestro presidente tendrá la oportunidad de iluminar a la élite mundial, ávida de ilustrarse con sus ideas, que, amén de originales y brillantes, resultan de una incomparable altura intelectual. Máxime cuando proceden de la prestigiosísima 'factoría Blanco'. El resto del mundo ya ha tenido la dicha de deleitarse con un adelanto de las mismas, aunque lo cierto es que a los españoles no nos hacía ninguna falta: Sabemos de muy buena tinta en qué consisten sus propuestas, sobre todo porque estamos sufriendo las consecuencias de su economía 'socialdemócrata'. Por ejemplo, mientras con el 'neoliberal' Aznar, fiel seguidor de las desastrosas políticas thatcheristas y reaganianas, se crearon más de cinco millones de puestos de trabajo, con Zapatero vamos a superar los tres millones de desempleados. Y es que el socialismo, que tanto dice desvelarse por el bien de los trabajadores, es una eficacísima fábrica de parados, tal y como acreditara la larga época de Felipe González, cuyo Gobierno, además, dejaría al Estado en quiebra técnica. Pero también las fracasadas medidas impulsadas por el innombrable bigotudo lograrían sanear las cuentas públicas e incluso alcanzar el superávit, aunque la gloriosa socialdemocracia zapaterina se ha encargado de que volvamos al déficit, cuyo 'santo temor' no es más que un estúpido prejuicio neoliberal.
Ya se lo dijo Zapatero a Obama: La experiencia española es rica. Y tanto. Sobre todo si comparamos los resultados de ocho años de 'neoliberalismo' con cuatro bajo su socialdemócrata égida. El suyo es el perfecto ejemplo de lo que no se ha de hacer. En efecto, deberían tomar cumplida nota quienes pretenden 'refundar el capitalismo'.

lunes, 10 de noviembre de 2008

CAÍDOS POR ESPAÑA Y LA LIBERTAD


Rubén Alonso Ríos y Juan Andrés Suárez son nuestros últimos héroes caídos en la lucha contra el terrorismo islamista. Dos soldados españoles fallecidos en el campo de batalla bajo la bandera nacional, y que por ello merecen todo nuestro agradecimiento y reconocimiento. Es de justicia resaltar la extraordinaria y épica labor de aquellos militares que, lejos de su hogar, ponen todos los días en riesgo sus vidas en defensa de España y de los valores de la libertad y la democracia. Y ese es precisamente el mejor homenaje que les podemos tributar: Destacando que en Afganistán, como antes en Irak, nuestro Ejército forma parte de la avanzadilla de la guerra (sí, guerra) que el mundo occidental, encabezado por los Estados Unidos, está librando contra el terrorismo integrista desde los atentados del 11-S. Por desgracia, es una realidad que trata de esconder un Gobierno que alcanzó el poder al grito de 'no a la guerra', y que además promueve una necia 'alianza de civilizaciones' como solución a la amenaza del fundamentalismo islamista. Por mucho que nos quieran convencer de lo contrario, nuestras tropas no desempeñan allí el por otra parte respetable papel de una ONG, sino el propio de un Ejército en un combate contra el actual y principal enemigo de la civilización occidental, que no es otro que el integrismo terrorista y liberticida. Posiblemente produzca vergüenza en quienes profesan un pacifismo basado en un nihilismo tan en boga. Pero es motivo de inmenso orgullo para quienes creemos firmemente en la libertad.

sábado, 8 de noviembre de 2008

EN DEFENSA DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN


Uno puede estar o no de acuerdo tanto con la línea editorial e informativa de determinadas cadenas de radio como con las opiniones vertidas por su locutores. Si hay a quien no le gusta lo que escucha de ellas y renuncia a rebatir sus argumentos, existe la sana opción de cambiar de dial o incluso apagar el aparato. Y si alguien tiene constancia de informaciones falsas, o bien se siente injuriado o atacado en su honor, no tiene más que acudir a los Tribunales. Ahora bien, lo que resulta inconcebible en un Estado de Derecho es retirar de manera arbitraria licencias de emisión a medios de comunicación, tal y como ha procedido ese órgano censor que responde al nombre de CAC (Comité Audiovisual de Cataluña), dependiente del Gobierno social-nacionalista de la Generalitat catalana. Y es que la verdadera intención del poder político en Cataluña es silenciar las escasísimas voces críticas con el pensamiento único nacionalista. Cabe, por tanto, defender sin ambages la libertad de expresión de la Cadena COPE y de Punto Radio, en este caso, como de cualquier otra cadena de radio o medio de comunicación, sea cual sea su tendencia, que pueda verse en una situación similar. En el uso y ejercicio de la libertad de expresión no hay más límite que el Código Penal. Aunque por desgracia allí donde gobiernan nacionalistas (y el Partido Socialista de Cataluña lo es) el imperio de la ley pasa a convertirse en una mera ficción.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

LIBERTAD INDIVIDUAL Y UNIDAD NACIONAL


Los Estados Unidos han vuelto a mostrar al mundo toda su grandeza. La primera democracia liberal de la historia vivió ayer una jornada memorable, una de las muchas que acumula ya esa joven pero gran nación. La cuidadanía estadounidense, que, pese a las lecciones que habitualmente pretenden impartirle desde la vieja Europa, sabe desde hace siglos lo que es votar en libertad, se ha pronunciado con claridad meridiana. Y la voluntad soberana del pueblo norteamericano ha determinado que es el momento de Barack Obama como presidente del país más poderoso de la tierra. Por primera vez, un hombre de raza negra será el inquilino de la Casa Blanca. Todo un hito histórico tanto para los Estados Unidos como para todo el mundo occidental.
De los dos candidatos, me identificaba mucho más con John McCain, al que consideraba además mejor preparado para asumir la presidencia. Y creo que el republicano merece un reconocimiento: El gran héroe americano, además de haber reconocido su derrota con caballerosidad, puede sentirse muy orgulloso de sus muchos años de servicio y sacrificio por su país y la causa de la libertad. Pero una mayoría del muy experimentado electorado estadounidense se ha decantado inapelablemente por Obama, quien, pese a que ahora mismo representa una incógnita, atesora cualidades para ser un buen presidente. Y esperamos que así lo sea, por el bien de los Estados Unidos y del resto del mundo libre.
'... Individual liberty and national unity. Those are values that we all share'. ¿Sería imaginable que en España Zapatero o cualquier candidato socialista resaltara los 'valores compartidos' de 'la libertad individual y la unidad nacional' tras ganar unas elecciones? Pues eso mismo es lo que ha hecho el demócrata Obama. Libertad individual y unidad nacional: Precisamente los principios básicos que siempre han defendido los liberales españoles. Por tanto, que no se hagan muchas ilusiones tantos de nuestros progres y antiamericanos de salón: No parece que su candidato favorito vaya a proceder a la destrucción de sus aborrecidos Estados Unidos de América y de aquellos fundamentos que los han hecho grandiosos. Tendrán oportunidad de comprobarlo muy pronto.

martes, 4 de noviembre de 2008

PARCHES CONTRA EL PARO


Por desgracia, se han confirmado los peores augurios sobre el aumento del paro en octubre. Sabedor de unos datos tan catastróficos, Zapatero se vio ayer en la obligación de presentar unas medidas de supuesta ayuda a los desempleados, consistentes en una moratoria parcial en el pago de sus hipotecas y una bonificación a empresas que los contraten. Pues bien, tales iniciativas, en el primer caso por contraproducente y en el segundo por tardía e insuficiente, no servirán en absoluto para reducir los encandalosos niveles de desempleo que hemos alcanzado. Más bien al contrario. En primer lugar, esa prórroga, por otra parte tan arbitraria (a santo de qué se sitúa el límite en los 170.000 euros), fomentará el paro; además, no supondrá realmente una solución para quienes no puedan asumir el pago de sus cuotas hipotecarias, sino un aplazamiento del problema que se agravará con el tiempo. En cuanto a la segunda medida, no dejará de representar un mal parche si no se ve acompañada de las profundas reformas liberalizadoras que necesita urgentemente nuestro mercado laboral.
Se supone que los esfuerzos de un Gobierno con un mínimo de sensibilidad 'social' deberían dirigirse a crear las mejores condiciones para que se generen puestos de trabajo, y no a promover el paro de larga duración con improvisaciones de este cariz. No está mal para un presidente que ha llegado a prometer el pleno empleo. Aunque también nos engañó cuando juraba y perjuraba que no había crisis.